Saber comunicarse va más allá de "hablar bien".

 

En el escritorio, es esencial que un comunicador tenga dominio de cómo transmite información. La claridad, el cuidado y la consistencia al transmitir comunicaciones son elementos cruciales para evitar o disminuir los ruidos de comunicación.

También es importante entender que el mismo mensaje se puede interpretar de diferentes maneras entre los empleados y este es uno de los problemas que muchas organizaciones enfrentan.

La comunicación interna es una de las principales herramientas estratégicas para mejorar diversos factores internos y externos, involucrando a toda la cadena de empleados, proveedores y clientes. La comunicación eficiente es capaz de unir equipos y transformar la imagen de una empresa, por lo que es importante estar al tanto de los mensajes erróneos, que pueden tener un efecto contrario, causando diversos trastornos.

Echa un vistazo a 5 consejos para mejorar tu comunicación interna y hacerla accesible y eficiente:

Mantener la frecuencia de comunicación:

En tiempos de crisis, mantener la comunicación con los empleados es aún más importante, no dejarles olvidar la cultura organizacional y los objetivos de la empresa.

Ser cuidadoso a la hora de comunicarse siempre es necesario, pero dado el escenario actual hablando con los empleados, especialmente aquellos que todavía están trabajando con normalidad, como los profesionales de la salud, los supermercados y otros, se necesita aún más precaución.

 

Humanización y asertividad:

Es muy importante que los líderes y gerentes se enfoquen en las relaciones humanas entre ellos y los empleados. Esta forma de comunicación es fundamental para establecer lazos, ganar la confianza de los empleados y cambiar la mentalidad de los equipos con respecto a la importancia de IC. Seguramente su comunicación será más valorada y tendrá menos conflictos y más claridad.

 

Haga preguntas:

Dejar una reunión sin tomar preguntas puede resultar en la falta de productividad y generar un problema aún mayor en el futuro. Es muy común que por miedo o miedo a ser malinterpretado, un colaborador no haga preguntas, esto es el resultado de una relación de inseguridad con sus líderes, por lo que siempre fomenta el cuestionamiento, así es como hacemos una comunicación eficiente.

 

Utilice diferentes estrategias:

¿Cuál es el medio interno de comunicación más eficaz para su empresa hoy en día? Muro digital, E-mail, Aplicación Corporativa, Intranet? Diferentes posibilidades hacen que la organización sea accesible a los empleados y da más opciones de alcance, lo cual es esencial en la comunicación.

 

Invierta en reuniones frecuentes:

A veces separar 15 minutos cada semana para alinear las expectativas es el secreto para mantener a un equipo productivo, enfocado y alineado.

Haga que sus reuniones sean productivas y relajadas, siempre mostrando al colaborador que es bienvenido a participar con sugerencias e ideas.

¿Como? ¿Qué tal poner en práctica estos consejos para que su empresa siempre tenga un buen desempeño? Una comunicación eficiente puede marcar la diferencia en el trabajo diario y mantener a su equipo con una cultura colaborativa con el fin de buscar los mejores resultados.